viernes, 21 de agosto de 2020

7 Poderosos Actos De Amor Que Te Unen Más A Tu Pareja


Todas las parejas desean que el amor en su relación nunca desaparezca y se mantenga sólido y fuerte desde el primer día hasta la eternidad; aun conociendo que la pasión pueda disminuir por simple ciencia. Mantener una relación exitosa no es cosa sencilla, los dos tienen que aprender a lo largo de los años de convivencia a crear un vínculo poderoso que unirá su cuerpo y alma, haciéndolos invencibles.
La carga de responsabilidades, obligaciones y todas las adversidades que cualquiera presenta en su vida, son retos y desafíos que se deben superar, para así aprender de los errores y conquistar metas. A pesar de los problemas que tenga una pareja (porque ninguna es perfecta), el amor entre ellas puede crecer de manera inexplicable.
Muchos creen que con los años de relación, el amor suele disminuir porque se vuelve costumbre; sin embargo, al contrario, con los años, en la relación puede cultivarse más amor, siempre y cuando los dos caminen en la misma dirección y estén comprometidos el uno al otro para lograrlo.

¿Cuál es la magia  ?

Existen muchas acciones de amor poderosas que hacen que el amor crezca a pesar de las adversidades; como son los detalles, las demostraciones de amor o la intimidad; pero hay otras que tal vez no son tan obvias y que harán de una relación la mejor de todas como si fuera magia. Veamos a continuación:

1 Una idea equivocada

La mayoría de las personas creen que están en una sola relación, eso es una idea errónea. Es decir, en cada relación hay dos relaciones: la que tú tienes con tu pareja y la que ella tiene contigo (no son la misma).  Piénsalo así, cada persona vive su propia experiencia, valora diferente las cosas y expresa su amor de distinta manera (y no necesariamente como uno quiere).
Para poder fortalecer la relación con tu pareja y unirla más a ti, deberás comprender e identificar cuál es su manera de amar, ya que existen distintas formas que se tienen arraigadas conforme lo experimentado en la infancia o en las experiencias pasadas. Por ejemplo: algunas parejas pueden ser felices cuando viven una relación fría sin tanto contacto físico y para otras no.
Cuando logras identificar la manera de amar de tu pareja, es probable que todos tus conflictos disminuyan de manera mágica e inesperada; porque ya no estarás esperando recibir nada a cambio.

2 No luches contra algo imposible

Las parejas que dedican toda su vida en tratar de cambiar a la pareja, nunca obtendrán frutos. Recuerda, las personas no cambian de la noche a la mañana y aunque uno se empeñe porque así sea, será una guerra desgastante.  Tal vez, tu cónyuge puede modificar algunas cosas que te molestan solo por mantener una buena convivencia, pero en realidad no cambiará comportamientos arraigados.
Si en realidad deseas que el amor en tu relación sea invencible y mágico, entonces deberás aprender a amar a tu pareja tal cual es, sin tratar de cambiarlo. Es decir, acéptalo con todos sus defectos, manías, virtudes y demás.

3 El amor no es un sacrificio

Algunas personas tienen la idea que entre más se sacrifiquen por su pareja, más amor obtendrán, pero no es verdad. El verdadero amor se demuestra cuando te pones en los zapatos de tu pareja, cuando apoyas y das sin recibir nada a cambio.
No se trata de dejar a un lado tus propios intereses y necesidades o incluso tus sueños para que tu pareja sea feliz; al contrario, deberás ser capaz de equilibrar tus necesidades y las de tu pareja para que vivan en armonía. De lo contrario siempre existirá un sentimiento de culpa y resentimiento que acabará con tu amor.

4 Humildad

Es importante mantener la idea de que todos somos imperfectos y que es de humanos equivocarse para aprender de ello. Es decir, ser humildes para reconocer y aceptar los errores que se cometen para así perdonarse y perdonar. Cuando logras comprender este concepto, tu relación será más sólida y exitosa, puesto que abrirás una puerta de aprendizaje mutuo que los ayudará a ser más empáticos el uno con el otro.

5 Cero promesas

Este puede ser un error común que hacen todas las parejas, se prometen cosas que tal vez nunca serán ciertas. Eso provocará que la confianza disminuya o fracture. Por tal razón, es fundamental ser cautelosos para que lo que se promete sea algo que realmente se pueda cumplir, así la confianza se mantenga intacta. De lo contrario, estarás esperando o idealizando algo irreal y eso podrá desilusionarte por completo, provocando que el amor disminuya.

6 Aprende a escuchar

En muchas ocasiones estamos muy concentrados en pensar en nuestros propios problemas y olvidamos poner atención en lo que dice la pareja; es decir, estamos haciendo presencia físicamente pero la mente está en otro lado.
Por lo tanto, será preciso cambiar de actitud y realmente escuchar a la pareja, concentrarse en el aquí y ahora (en el presente); si lo haces podrás saber qué cosas necesita tu cónyuge, qué es lo que piensa, siente y demás.

7 Deja de fantasear

Las suposiciones son un obstáculo para ser feliz con tu pareja. Eso de pensar cosas que realmente no son ciertas y que solo te ponen en duda solo fracturara la confianza y el amor entre los dos. Por ello, debes ser capaz de comunicarte de manera asertiva cuando tengas algún tipo de inquietud, duda o molestia; para así aclarar las cosas y encontrar soluciones en conjunto.

La intimidad, los detalles de amor, salir de la rutina, son demostraciones de amor que unen a las parejas. Sin embargo, deberás ir un paso adelante; por ello aplica estos consejos para que el amor se fortalezca y puedan alcanzar la felicidad. ¡Viva el amor!
Fuente: familias.com

Cómo Acercar Nuestros Hijos A Dios


Tus pequeños -como niños- tienen el alma y corazón listos para conocer y amar a Dios. Acompañarlos en este proceso te llenará de bendiciones y aprendizajes
Un señor que se consideraba muy devoto de Dios, se molestaba cuando una madre iba con su hijo -quien padecía síndrome de Down-, a las celebraciones de la iglesia cada domingo.
En una ocasión, al salir, interceptó a la madre para decirle: «¿Usted sabía que no está obligada a traer a misa a su hijo cada semana?«. La señora, sorprendida, no sabía  cómo reaccionar. ¿Qué molestaría a este buen hombre sobre la asistencia de su pequeño a la iglesia?, se preguntó. Para no adivinar, lo cuestionó.
«Su hijo no comprende qué hace aquí, y con su hiperactividad nos molesta a los que deseamos escuchar al sacerdote«, le dijo este señor, con un tono ácido e intolerante. Al elevar su tono y pretender explicarse, el hombre había chocado con dos pequeñas que estaban junto a él, y había pisado a un joven que oraba.
Mientras la madre sentía cómo la sangre le subía a la cabeza, por semejante conclusión tan aventurada, su hijo, de quince años se puso de pie, hizo cariños a las pequeñas atemorizadas por el empujón el hombre, se disculpó con el joven, y le pidió a su madre que orara con él a Dios por ese hombre, que sin duda tenía un corazón adolorido.

Tú, ¿sabes quién es Dios?

Este joven, indudablemente sabía quién era Dios, le conocía. Supo reaccionar cálidamente ante una agresión directa a su persona, supo confortar a su madre que sintió como una afrenta el comentario radical del hombre, y -en el inter- se dio oportunidad para disculparse en nombre de otro con las pequeñas y el joven.
El primer hombre, en cambio, sentía que era muy devoto, y exigía le permitieran «amar a Dios», olvidando que ese amor Cristo desearía que lo convirtiera también en compasión, caridad y delicadeza para tratar a otros hombres, como hermanos suyos que son.
Te confieso, yo me he sentido a veces como este airado personaje. Y «en nombre de mi Dios, y de mi fe», he juzgado duramente a otros, y he pretendido «enseñar» a otros sobre el Dueño y Señor del Mundo.  No ha funcionado, porque lo he hecho desde la superioridad, y la manera de compartir la fe, de compartir a Dios, es solo desde el amor, el ejemplo y la delicadeza.

Te muestras a los pequeños

En el evangelio de San Mateo, podemos leer esta oración hecha por Jesús a su Padre: «Oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, gracias por esconder estas cosas de los que se creen sabios e inteligentes, y por revelárselas a los que son como niños» (Mt 11: 25).
La fe en Dios, no es algo que se conoce con la inteligencia, es algo que se experimenta, algo que se vive.
¿Qué significará «ser como niños», entonces? Es importante conocer esto si queremos vivir la fe y compartirla con nuestros hijos.

Invitados a ser «como niños»

En otro apartado de la Biblia, leemos que los niños intentaron acercarse a Jesús, y los apóstoles los despidieron, enfrentándose al cuestionamiento del Hijo de Dios, quien les dijo: «dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el reino de los Cielos».
Los apóstoles se desconcertaron, ¿se había vuelto loco Jesús?. En el Israel antiguo, el cumplimiento de la Ley, el merecimiento de la salvación, lo eran todo. De esa manera asegurarían el favor de Yahvé.  ¿Qué quería decir Jesús con estas novedosas palabras?
Que los hombres, para recibir a Dios, debían olvidar sus aires de grandeza, su soberbia, su orgullo, su carrera por «ser el que más ayunaba, ser el que más oraba». Debían aprender a pedir y a agradecer lo obtenido con sencillez y espontaneidad, debían dejar que Dios los convirtiera en vasos nuevos.

¿Quieres enseñar a tu hijo a amar a Dios? Sé como tu hijo

Tu hijo, que no se preocupa por la renta, por tener contento al jefe, o por la talla extra que ha subido, disfruta el hoy. No le importa si te matas para darle «un futuro», y en cambio, valora tu presencia activa y atenta cuando decides regalársela.
Él valora los encuentros cercanos contigo y con su comunidad. ¿Quieres que tu hijo de un lugar a Dios en su vida? Invítalo a tener encuentros con Él, encuentros cálidos, reconfortantes y llenos de sentido.

Algunas sugerencias:

Procura momentos fijos en los que hablarás a Dios: al despertar, antes de dormir, antes y después de comer, cuando sienta miedo, cuando suceda algo bello, qué agradecerán juntos.
Invítalo a entablar un diálogo con Dios. Háblale a Dios en nombre de tu hijo, contándole lo que les preocupa como familia, invitándolo a los partidos de fútbol, agradeciéndole por ese bello atardecer, por los gusanos curiosos tan llenos de detalles que entretienen tanto a tu hijo cuando los descubre.
Escúchalo, y valida su manera de buscar a Dios. Pregúntale si sabe quién es Dios, si entiende qué significa que Él nos ame tanto. Mi hijo de tres años, cuando veía los crucifijos en casa, se inquietaba por los maltratos físicos que sufrió Jesús, y -antes de aprender a hablar- le decía «Au», algo así como «ese, al que le duele su cuerpo».  Conociendo cómo ellos ven a Dios, puedes encontrar maneras de guiar su visión tierna y bella de Dios amoroso.
Muéstrale las ventajas de ser hijo de Dios. Tiene un Dios que lo ama mas que nadie en el mundo, que lo ama desde antes de ser concebido en tu vientre, que lo cuidará cuando nadie pueda. Este Dios entra a su corazón cuando él o ella lo invitan, ¡es un Dios maravilloso», repasen juntos las grandes cualidades de nuestro buen Padre, será reconfortante para él o ella saberse tan amado y tan bien cuidado.

Déjalo que se cuestione sobre Dios. Escucha serenamente sus dudas sobre Dios y responde a su nivel, preguntándole también su pensar sobre aquello que le da curiosidad. Esto permitirá diálogos muy enriquecedores entre ustedes.

martes, 5 de mayo de 2020

Cómo Construir Un Matrimonio Fuerte - Reflexión

12 rasgos que las parejas "felices" tienen en común - Tatatatan

Cómo construir un matrimonio fuerte Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer. 1 Pedro 3.7

El matrimonio de dos cristianos es ante todo un compromiso con Jesucristo y luego de uno con el otro. A Satanás le encanta destruir los matrimonios y la mejor protección en contra de sus ataques es una profunda relación, mutuamente compartida, con Jesucristo y un compromiso a obedecer la Palabra de Dios. Ante este tipo de compromiso, no creo que un matrimonio pueda fracasar.

Sin embargo, para ampliar sobre esto, aquí hay dos principios que fortalecen el matrimonio. En primer lugar, concentrarse en ser lo que usted debe ser en lo interno, no solo en lo que dice, lo que tiene o incluso su apariencia externa. 

Pedro le da a este principio a las esposas en 1 Pedro 3.3–4, pero sin duda se aplica a los esposos también: «Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios».

Un segundo principio es el siguiente: concéntrese en aprender quién es su cónyuge. He aconsejado a muchas personas cuyos matrimonios estaban decayendo simplemente porque nunca habían tenido tiempo para llegar a conocer uno al otro. 

Es importante darse cuenta de que ninguna persona es perfecta y el matrimonio tampoco lo es. Si está aferrado con frustración a un ideal de lo que quiere que su cónyuge sea, usted está dañando su matrimonio. 

Abandone su idea de la pareja perfecta y empiece a aprender a comprender y amar la pareja que tiene. Viva con su pareja «sabiamente» (1 Pedro 3.7).

¿Qué puede hacer o va a hacer para ser un estudioso de su cónyuge?

fuente: sigueme.net

La Carga Más Pesada Que Puede Llevar Una Persona Es Un Rencor

¿Cómo dejar de ser rencorosos?

¿Quiere soltar el pasado y reclamar el futuro? Haga lo que dijo Paul Boese: El perdón no cambia el pasado, pero agranda el futuro.


La Carga más Pesada que Puede llevar una Persona es un Rencor. Por John Mason

El perdón es la clave para la paz personal. El perdón da lugar a la acción y crea libertad. Todos debemos decir lo correcto después de haber dicho lo incorrecto. 

Lawrence Sterne dijo: «Solo los valientes saben perdonar… un cobarde nunca perdonó; no es parte de su naturaleza». Josiah Bailey agrega: «Es verdad que los que más perdonan son los que serán más perdonados».

Uno de los secretos de una vida larga y fructífera es perdonar a todo el mundo, todas las cosas, todas las noches antes de acostarse. Peter Von Winter dijo: «Castigar es humano, perdonar es divino». Cuando usted le guarda rencor a alguien, pierde el equilibrio en su vida. 

Cuando deja de alimentar un resentimiento, éste muere. Usted no necesita que un doctor le diga que es mejor quitar un resentimiento que alimentarlo. El perdón es algo raro; da calor al corazón y enfría el dolor.

Es mucho mejor perdonar y olvidar que odiar y recordar. Josh Billings dice: «No hay venganza tan completa como el perdón». Richard Nixon dijo: «Los que odian no ganan a menos que usted los odie, y entonces se destruye a sí mismo». 

El no perdonar bloquea las bendiciones; el perdón las deja fluir. ¿Por qué algunas oraciones no son contestadas? D. L. Moody dice lo siguiente: «Creo firmemente que muchas oraciones no son contestadas porque no estamos dispuestos a perdonar a alguien».

¿Quiere soltar el pasado y reclamar el futuro? Haga lo que dijo Paul Boese: «El perdón no cambia el pasado, pero agranda el futuro ». Harry Fosdick dijo: «Nadie puede estar equivocado con un hombre y estar en la voluntad de Dios». 

Usted puede estar equivocado en el medio de estar en lo cierto cuando no perdona a alguien. «Proteste mucho diciendo que tiene razón, y va a estar equivocado» (proverbio judío).

La Biblia dice en Efesios: «Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo» (Efesios 4:31, 32). 

Formúlese a sí mismo esta pregunta: «Si Dios está dispuesto a perdonar, ¿quién soy yo para no perdonar?»
Fuentye: sigueme.net

jueves, 2 de abril de 2020

El Corazón De Una Madre - Reflexión


Cuando el Señor hizo a la mujer, era su sexto día de trabajo,
haciendo horas extras… Un Ángel apareció y trató de detener al Señor. “Esto es demasiado trabajo para un sólo día, mejor espera hasta mañana para terminar”. “Pero no puedo”, protestó el Señor. Estoy tan cerca de terminar esta creación por lo que está muy cerca de mi corazón.

El Ángel se acercó y tocó a la mujer “Pero la has hecho tan suave,
Señor” “Ella es suave”, asintió el Señor ” pero también la hice fuerte.
“No tienes ni idea de lo que puede resistir o lograr”

El Ángel notó algo y se estiró y tocó la mejilla de la mujer. “Oh,
parece que este modelo tiene una pérdida. “. “Esa no es una pérdida” – Objetó el Señor “Eso es una lágrima”. “¿Y para qué son las lágrimas?” – Preguntó el Ángel.

El Señor dijo, “La lágrima es la forma en que ella expresa su
alegría, su pena, su desilusión, su soledad, su dolor y su orgullo”.
el Ángel estaba impresionado. “Eres un genio, Señor” Pensaste en
todo ya que las mujeres son en verdad asombrosas!!”

Las madres tienen fuerzas que asombran a los hombres.
Llevan a los hijos, sobrellevan dificultades, llevan pesadas cargas
pero se aferran a la felicidad, amor y alegría. Sonríen cuando quieren gritar. Cantan cuando quieren llorar. Lloran cuando están felices y ríen cuando están nerviosas. Pelean por lo que creen. Se sublevan contra la injusticia.

No aceptan un “no” por respuesta cuando creen que existe una solución mejor. No se compran zapatos nuevos pero a sus hijos sí…… Acompañan al médico a un amigo asustado. Aman incondicionalmente. Lloran cuando sus hijos sobresalen y ovacionan a sus amigos cuando triunfan. Se les rompe el corazón cuando un amigo muere. Sufren cuando pierden a algún miembro de la familia pero son fuertes cuando no hay de donde más sacar fuerzas. Saben que un abrazo y un beso puede sanar un corazón roto.
Las madres vienen en todos los tamaños, colores y formas.
Manejan, vuelan, caminan o te mandan e-mails para decirte cuánto te quieren.


El corazón de las madres es lo que hace el mundo girar! Las
madres hacen más que dar a luz.
Ellas traen alegría y esperanza. Compasión e ideales. Sí, el corazón de la madre es asombroso! Bendito sea Dios por darnos a todos una MADRE!

Fuente: reflexiones.cristianas.com

Mujeres Que Sepan Valorarse - Reflexión


En una breve conversación, un hombre le hace a una mujer la siguiente pregunta:
-¿Qué tipo de hombre estás buscando?
Ella se queda un momento callada antes de verlo a los ojos y le preguntó:
-¿En verdad quieres saber?
Él respondió:
– ¡Sí!

Ella empezó a decir: -Siendo mujer de esta época, estoy en una posición de pedirle a un hombre lo que yo no podría hacer sola. Tengo un trabajo y yo pago todas mis facturas. Yo me encargo de mi casa sin la ayuda de un hombre, porque soy económicamente independiente y responsable de mi administración financiera.
Mi rol ya no es el de ser ama de casa dependiente de un hombre en ese sentido. Yo estoy en la posición de preguntar a cualquier hombre, ¿que es lo que tú puedes aportar en mi vida?
El hombre se le quedó mirando. Claramente pensó que ella se estaba refiriendo al dinero.
Ella sabiendo lo que él estaba pensando, dijo:
-No me estoy refiriendo al dinero. Yo necesito algo más. Yo necesito un hombre que luche por la perfección en todos los aspectos de la vida.
El cruzó los brazos, se recargó sobre la silla y mirándola le pidió que le explicara.
Ella dijo:
-Yo busco a alguien que luche por la perfección mental, porque necesito con quién conversar, no necesito a alguien mentalmente simple. Yo estoy buscando a alguien que luche por la perfección espiritual, porque necesito con quien compartir mi fe en Dios.
Yo necesito un hombre que luche por la perfección financiera porque, aunque no necesito ayuda financiera, necesito a alguien con quien coordinar el dinero que entre en nuestras vidas.
Yo necesito un hombre que luche por su individualidad, que tenga la libertad para salir a volar y regresar responsablemente a su nido, porque enriqueciéndose a sí mismo, tendrá algo maravilloso que regalarme cada día.
Yo necesito un hombre lo suficientemente sensible para que comprenda por lo que yo paso en la vida como mujer, pero suficientemente fuerte para darme ánimos y no dejarme caer. Yo estoy buscando a alguien que yo pueda respetar.
Partiendo del respeto que él mismo se gane con el trato, el amor y la admiración que me dé. Dios hizo a la mujer para ser la compañera del hombre. No para ser menos o más, si no para que juntos forjen una vida en donde la convivencia los lleve a la felicidad.
Si existe un hombre así pues eso es lo que yo busco. Cuando ella terminó de hablar lo miró a los ojos. El se veía muy confundido y con interrogantes.
El le dijo:
-Estás pidiendo mucho.

Ella le contestó:
-Yo valgo mucho.

Cuando una mujer sabia habla

Cuando una mujer sabia habla, da una razón por la esperanza que hay en ella. Las palabras más importantes que podemos hablar son las que le explican nuestra fe a cualquiera que nos pregunte o esté dispuesto a escuchar.
Debemos poder dar una razón de la esperanza que hay en nosotras. Debemos orar para que Dios nos ayude a ser lo suficientemente valientes como para explicar con claridad nuestra fe en Dios. Debemos pedirle a Dios que nos ayude a decirles a otras personas por qué llamamos a Jesús nuestro Mesías, por que no podemos vivir sin el Espíritu Santo y porque escogemos vivir de acuerdo a los caminos de Dios.
Y debemos estar capacitadas para hacerlo con amor y humildad, de otra forma vamos a ofender a aquellos que Dios quiere que se acerquen a El.
Si el amor de Dios y el testimonio de Su bondad no están en nuestro corazón no van a salir de nuestra boca y lo que digamos no va a acercar a la gente al Señor. De hecho, harán lo contrario.
Cuando una mujer sabia habla, sabe que el tiempo en que se habla es importante.  No debemos ser rápidas para hablar (Proverbios 29:20). Una mujer sabia sabe que no debe compartir cada uno de los pensamientos que le vienen a su mente.
“El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio sabe dorminarla” (Proverbios 29:11). Tal vez usted tenga buenas cosas que decir pero la gente no siempre está lista para escucharlas.
Cuando una mujer sabia habla, dice la verdad.  Cuando no decimos la verdad, herimos a otros y también nos herimos a nosotras mismas (Efesios 4:25). Pero hay que tener en cuenta que no podemos ir por todos lados hablando la verdad sin sabiduría, sensibilidad y un sentido del tiempo del Señor.
Cuando una mujer sabia habla, no habla demasiado. Eclesiástes 5:3 dice “Quien mucho se preocupa tiene pesadillas, y quien mucho habla dice tonterías”.
Cuando una mujer sabia habla, sus palabras son amables.  No podemos hablar palabras maliciosas, insensibles, duras, engañosas, ofensivas o arrogantes sin cosechar las consecuencias. Con nuestras palabras o edificamos vidas o las destrozamos (Mateo 15:18).
Pidámosle a Dios que cree en nosotras un corazón puro y tan lleno de Su amor y Su verdad que nuestras palabras desborden de igual manera amor, verdad y sanidad. Encontremos siempre las palabras que hablen vida a las personas que se encuentran a nuestro alrededor.
Un resúmen de la Reflexión “La forma en que habla una mujer sabia” de Stormie Omartian.

El Valor De Una Mujer

Cuál es el valor de la mujer que la gente le da?
Cuál es el valor que tu como mujer te das?

Cuál es el valor de la mujer que Dios le da?
En el Talmud hebreo está escrito: Cuídate mucho de hacer llorar a una mujer, pues Dios cuenta todas sus lágrimas. La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior, sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida y al lado del corazón para ser amada.

¿Quién es la mujer?

Un ser humano, creado por Dios, pura y preciosa, con un propósito, con una personalidad femenina, con necesidades, con impulsos y deseos, con la capacidad de ir más allá de ella misma, con cualidades espirituales, con un valor incalculable.

¿Qué valor te das a ti misma?

¿Qué te dices en tu monólogo interno?
La Biblia dice: Cual es su pensamiento en su corazón, el tal es él. Si dentro de ti piensas que no vales, que no tienes belleza, que nada te sale bien, que no vale la pena vivir, déjame decirte que estás aceptando una mentira del enemigo de nuestras almas, Satanás, son mensajes despachados desde el mismo infierno, para que no veas el valor que hay en ti.

¿Qué piensa el mundo del valor de la mujer?

Rechazada y marginada por la sociedad. En algunas culturas, la mujer es un objeto, ha sido marginada e impedida de ser ella.?Colocada en una posición inferior al hombre, su sierva, su esclava.?Criticada en la historia de muchos pueblos.
El hombre judío oraba: Dios te doy gracias que no nací gentil, ni esclavo, ni mujer. ?Considerada superior al hombre en sentimientos, habilidades y potencialidad y así tiene que reemplazarle en la vida pública y social. ?Considerada igual al hombre y está en competencia con él.

¿QUÉ DICE DIOS ACERCA DE TI MUJER?

Hecha a la imagen de Dios.
Génesis 1:27, 5:1,2. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Varón y hembra los creó; y los bendijo.

Formada por Él, en el vientre de tu madre.

Persona por la cual Cristo murió.
Romanos 5:8. Más Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros.

Templo del Espíritu Santo.
1 Corintios 6:19. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Creada para gloria de Dios.

Isaías 43:7. todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice. ??Creada para grandes cosas.
Efesios 2:10. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Amigas,

El Valor de una mujer es: El gozo de saber que Dios nos ha creado con la mentalidad de autogobernarnos en todos los roles de la mujer, la belleza de la respuesta emocional al amor y al dolor, la fuerza de seguir lo que tiene valor, de soportar lo que es necesario y de dejar de lado lo que no es para nosotras, el gozo de ser madres si traemos o no hijos al mundo, la paz de aceptarnos a nosotras mismas como ciudadanas no de segunda clase sino de primera, y la seguridad de saber que somos hijas del Dios altísimo quien nos ama y nos cuida y con quien viviremos eternamente.
Fuente: reflexiones.cristianas.com

lunes, 20 de enero de 2020

50 Preguntas Que Hacer A Una Persona Si Realmente Quieres Conocerla

Imagen relacionada

Profundas, imaginativas, trascendentales o superficiales; aquí tienes una relación de 50 preguntas que te permitirán conocer mejor a otra persona.

50 Preguntas Para Conocer Mejor A Alguien

1 . ¿Qué cosa te ha sucedido que te haya hecho más fuerte?
2 . ¿Qué cosa que te haya pasado ha hecho sentirte débil?
3 . ¿En qué lugar te sientes tú mismo/a?
4 . ¿Cuál es tu lugar favorito para escaparte?
5 . ¿Quién crees que ha tenido mayor influencia sobre el tipo de persona que eres hoy?
6 . Si pudieras cambiar algo de ti mismo, ¿qué sería?
7 . Si solo te quedara un día de vida, ¿qué harías primero?
8 . ¿A qué década sientes que perteneces?
9 . ¿A qué miembro de tu familia te sientes más unido? ¿Por qué?
10 . ¿Quién es la persona que mejor te conoce?
11 . ¿Qué cualidad es la que más te gusta de tu mejor amigo/a?
12 . Cuando eras pequeño, ¿qué te hubiera gustado ser de mayor?
13 . Si pudieras convertirte en un personaje de ficción (libro, obra de teatro, película…) ¿quién serías?
14 . ¿Aceptas fácilmente cumplidos o los odias?
15 . ¿Consideras que tu mejor atributo es algo físico o sobre tu personalidad?
16 . ¿Qué parte tu físico te gusta más?
17 . ¿Qué cualidad no física te gusta más de ti?
18 . ¿Crees en el amor a primera vista?
19 . ¿Crees en las almas gemelas?
20 . ¿Crees en los horóscopos? ¿Cuánto?
21 . ¿Alguna vez has estado enamorado/a? ¿Cuántas veces?
22 . ¿Qué hace que te enamores de alguien?
23 . ¿Qué significa para ti ser vulnerable? ¿qué te hace serlo?
24 . ¿Qué te daría miedo preguntar al sexo opuesto, pero realmente quieres saber?
25 . Si pudieras cambiar de sexo por un día, ¿qué sería la primera cosa que harías?
26 . ¿Qué te parece más atractivo de cada sexo?
27 . ¿Qué cosa te gustaría aprender?
28 . ¿Hay algo que nunca hayas hecho y siempre hayas querido hacer?
29 . ¿Por qué no lo has hecho todavía?
30 . Si el dinero no importara, ¿cuál sería tu trabajo ideal?
31 . Si hoy tuvieras el día libre en le trabajo, ¿qué harías?
32 . ¿Cuál fue la última cosa que te hizo llorar?
33 . ¿Cuál fue la última cosa que te hizo reír?
34 . ¿Cuál es tu mejor recuerdo?
35 . ¿Qué fue lo último que consiguió avergonzarte de verdad?
36 . ¿Cuál es tu mayor temor?
37 . ¿Tienes algún remordimiento? ¿Cuál es el más grande?
38 . ¿Has incumplido alguna vez la ley? Si aún no lo has hecho, ¿cuál te gustaría transgredir?
39 . ¿Cuál es la mayor locura que hayas hecho nunca?
40 . ¿Has hablado alguna vez con un extraño?
41 . ¿Le dirías a un extraño que tiene papel higiénico colgando de su zapato? ¿que tiene algo entre los dientes? (O cualquier otra cosa embarazosa que pueda avergonzarle en público)
42 . ¿Cuál es tu broma o chiste favorito?
43 . ¿Perros o gatos?
44 . Si pudieras ser un animal, ¿cuál serías?
45 . ¿Con qué espectáculo, película o libro te da vergüenza admitir que disfrutaste?
46 . ¿Cómo crees que tus padres te describirían cuando eras niño?
47 . Si pudieras volver a cualquier edad o instante de tu vida, ¿cuál sería?
48 . ¿Crees en algo en lo que no crea la gente que tú conoces? ¿Qué es?
49 . ¿Qué cosa dirías que te hace único/a respecto a otras personas?
50 . ¿Qué crees que falta en tu vida?